sábado, 28 de diciembre de 2013

Consejos para conseguir clientes cuando no te conoce nadie

Cuando alguien comienza su proyecto se tiene que enfrentar a múltiples desafíos, y uno de los más importantes es cómo lograr visibilidad para su empresa.
Puedes tener una idea genial, un producto atractivo a un precio interesante, un servicio de calidad y una atención al cliente rayando en el cariño, pero si no logras que tu potencial cliente oiga hablar de ti, no sirven absolutamente de nada.
Te aburrirás viendo cómo pasan los días y toda tu ilusión se va viniendo abajo porque hablarles del proyecto a los amigos, familiares y vecinos no ha generado llamadas de teléfono ni peticiones de información.
Y si encima estás arrancando con pocos medios económicos, la situación todavía se puede hacer más desesperante. Por eso me gustaría darte algunas sugerencias para lograr que tu idea llegue a tus potenciales clientes. Además la mayor parte de ellas las podrás poner en práctica sin que te cueste un euro.

1. Demuestra que dominas tu área profesional escribiendo artículos en blogs que puedan ayudar a otras empresas o emprendedores. 
2. Cuando escribas algo, anuncia su publicación en las redes sociales. Dependiendo de si te diriges a un publico empresarial o a un público particular deberás elegir las redes sociales a utilizar: Facebook es el rey si te diriges a un público particular y Linkedin si te estás dirigiendo a empresas y profesionales.
3. Piensa en cómo sacar más partido de las redes sociales: participa en foros, opina, aporta tu punto de vista pero siempre desde una visión de sumar, de aportar contenidos que puedan atraer a potenciales clientes que comprueben que dominas tu área profesional. Si consideras que alguien está equivocado, discrepa pero con educación y con argumentos.
4. Participa en encuentros de networking y en presentaciones de nuevos proyectos. Es muy posible que detectes oportunidades de negocio y ganarás visibilidad. Ten en cuenta que tienes, concentrados en una misma sala, a un buen puñado de potenciales clientes o de gente que tiene muchos contactos y pueden darte referencia de potenciales clientes.
Supera la timidez, que es normal al principio, y preséntate a todos aquellos que creas que pueden estar interesados en tus servicios. Entrega tarjetas de visita y quédate con las que te den, para escribirles luego proponiendo un encuentro para explicar en detalle tus productos o servicios y las ventaja que pueden proporcionar si te contratan.
Llamar la atención entregando algo original hará que te recuerden más, pero incrementa el presupuesto, así que lo habitual será entregar tu tarjeta. Ten en cuenta que si no entregas nada, después de contigo una persona puede hablar con otras 25 y olvidarse de ti por completo.
Obtener la tarjeta de tu potencial clientes es muy importante, porque ahí seguro que están bien escritos su e-mail y su teléfono. Apunta en ellas algún dato relevante que te hayan dado: si están interesados en un servicio concreto, si tienen algún problema a resolver, si te ha recomendado otro cliente… Te facilitará establecer el contacto posterior.
5. Si puedes dedicar un pequeño presupuesto a márketing, haz publicidad en Google. Hoy es el rey. Además te regalan saldo al comienzo tras una muy pequeña inversión. Si de momento te limitas a tu zona de residencia, restringe la publicidad para que Google no se la enseña a visitantes de otras regiones o países.
6. Escribe un boletín y ofrece enviárselo gratuitamente a cualquier contacto que hagas, tanto electrónico como en persona.
Cada vez que lo envíes, le estarás recordando, amablemente, que estás ahí y que quizás pensó en llamarte pero no lo hizo finalmente.  Luego, cada cierto tiempo, sin abusar, escribe el boletín con noticias sobre tu proyecto, referencias de artículos interesantes, ideas para poner en práctica, ofertas…
7. Lleva un control de contactos realizados, llamadas pendientes… hacer contactos y luego no seguirlos es perder tu tiempo y tu dinero. Si quedas en llamar a alguien a los pocos días y esa persona no recibe tu llamada, no verá seriedad en trabajar contigo. Siempre que quedes en llamar o mandar una información, hazlo.
8. Ten una página web profesional, con tu dominio y con todos tus datos de contacto. Si trabajas desde casa, pon tu dirección de casa pero pon una dirección física, si trabajas desde un coworking, pon su dirección, pero una empresa sin dirección física no transmite confianza. Si pretendes conseguir clientes, tienes que contar con un dominio y una página web, porque es lo primero que va a mirar cualquier empresa que concierte una visita.
9. Crea unos procedimientos a seguir tras un contacto en un evento, tras una visita a puerta fría, tras enviar un presupuesto, tras un contacto en las redes sociales… Que llamar a un potencial cliente no dependa de que te acuerdes, sino porque toca y está programado y apuntado. Así no tendrás que pensar qué hacer tras una visita. Ten preparado además el texto a decir y ensáyalo. Tiene que contener los elementos suficientes para despertar el interés de quien recibe tu llamada y lograr pasar el filtro de la telefonista hasta lograr hablar con la persona que tiene capacidad de tomar decisiones.
Confío en que estas ideas te ayuden a lograr llegar a más clientes, permitan que hagas ventas y puedas dedicar un presupuesto a márketing que, por supuesto, puedes combinar con estas ideas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario